reconoce sus orígenes

fotocomposición: conexión vida 

MINSA destruyó pruebas para VIH valorizadas en más de 5 millones de soles

Publicado: 2016-04-14


Incapacidad de gestión?. Mientras que en el Perú el 50 por ciento de las personas que viven con el VIH, desconocen su diagnóstico por falta de acceso a pruebas rápidas de VIH, el Ministerio de Salud a través del Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud – Cenares – dispuso la destrucción de pruebas de VIH, valorizadas en más de 5 millones de soles, por haber expirado su fecha de uso.

Mediante la Resolución Directoral 003-2016 Cenares- del 8 de marzo, la ex directora de adquisiciones de recursos estratégicos en salud, Magaly Flórez Sáenz, dispuso la destrucción de los dispositivos médicos, adquiridos para la estrategia de control y prevención del VIH en todo el país.

En total fueron 65 mil 458 pruebas rápidas para la detección del VIH que vencieron entre los meses de junio y setiembre del año pasado y no se lograron distribuir a los hospitales, centros de salud o establecimientos especializados, según refiere el documento, porque nadie lo solicitó y luego cuando se intentó enviar el producto a los hospitales, no quisieron recibir dichas pruebas.

Las pruebas para VIH están valorizadas en 5 millones 350 mil 870 nuevos soles.

Descargar Resolución aquí:

La mayor parte de las pruebas es utilizada para la detección del VIH en mujeres en estado de gestación, en lo que se conoce como prevención de la transmisión vertical, para evitar que una mujer con VIH gestante, pueda transmitir el VIH al recién nacido

Campañas .– Lo que sorprende es que el sector Salud, no se ha preocupado en realizar campañas de prevención de VIH o ferias informativas, para evitar que dichas pruebas terminen incineradas. Las pocas acciones de este tipo que ha desarrollado el sector, han sido en el mes de diciembre, en el Día Mundial de Lucha contra el Sida, cuando las pruebas ya habían vencido.

“Realmente indigna saber que se tiran al agua 5 millones de soles y nadie dice nada. Esto nos dice de una negligencia enorme y poca previsión”, sostiene Marlon Castillo, coordinador del grupo de vigilancia – GIVAR.

“Si bien es cierto que la reglamentación dispone a incinerar los productos médicos vencidos, el dinero perdido en la inversión, podría haber servido para mejorar, por ejemplo el pabellón de VIH que hace dos meses colapsó por problemas en su estructura”, concluyó Castillo.

Es preciso destacar que también el Cenares dispuso la destrucción de una prueba rápida para sífilis por haber expirado. Esta única prueba tiene un valor de 72 nuevos soles.


Escrito por

Marlon Castillo

Periodista, con experiencia en el campo de la información, relaciones públicas y realización de campañas de comunicación.


Publicado en

marlon

Noticias por doquier